…por ejemplo acabo de ver un pato que nadaba en uno de los lagos del Bois de Boulogne, y era de una hermosura tan maravillosa que no pude menos que ponerme en cuclillas junto al lago y quedarme no sé cuánto tiempo mirando su hermosura, la alegría petulante de sus ojos, esa doble línea delicada que corta su pecho en el agua del lago y que se va abriendo hasta perderse en la distancia. Mi entusiasmo no nace solamente del pato, es algo que el pato cuaja de golpe, porque a veces puede ser una hoja seca que se balancea en el borde de un banco, o una grúa anaranjada, enormísima y delicada contra el cielo azul de la tarde …

Julio Cortázar

1 de octubre de 2012

A brillar, mi amor




8 comentarios:

  1. Lindos.!!! estàn como los mios...no estàn en fila, cuac..cuac..

    Beso de buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Es gracioso, pero cada vez que veo patitos en fila, siempre SIEMPRE hay uno que se sale de la "manada".

      Aguanten los patos rebeldes, cuac!

      Beso de buenas tardes

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Seguramente, pero no fui invitada y no me gusta colarme (ni conocer ciertos secretos)
      :)

      Eliminar
  3. Los Redondos, ja! esa ya la cantaba con mis hijos :)
    Hermosa luz y composición en tu foto, Betina.
    Otro beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mi héroe es la Gran Bestia pop"... ;)

      Uy, gracias en serio.

      Y otro beso, también

      Eliminar
  4. Ya mismo me pongo esa canción de los Redonditos, me diste ganas...
    Genial la foto, yo también suelo sacarle a patos, cisnes y todo lo que veo en el agua...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Redondos son inoxidables (por eso resisten esta imagen acuática :)

      No soy especialmente fanática de las aves pero sí de los reflejos de la luz en el agua. Y estos patitos completaban un "cuadro"que me resultó atractivo.

      Besos, Eva

      Eliminar