…por ejemplo acabo de ver un pato que nadaba en uno de los lagos del Bois de Boulogne, y era de una hermosura tan maravillosa que no pude menos que ponerme en cuclillas junto al lago y quedarme no sé cuánto tiempo mirando su hermosura, la alegría petulante de sus ojos, esa doble línea delicada que corta su pecho en el agua del lago y que se va abriendo hasta perderse en la distancia. Mi entusiasmo no nace solamente del pato, es algo que el pato cuaja de golpe, porque a veces puede ser una hoja seca que se balancea en el borde de un banco, o una grúa anaranjada, enormísima y delicada contra el cielo azul de la tarde …

Julio Cortázar

26 de enero de 2014

Perros














6 comentarios:

  1. perros sin sus amos... parecen incompletos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que los únicos callejeros eran los de la foto del medio, y parecían estar pasándola bien caminando por ahí, remojándose en el charquito. El primero y el tercero esperaban por el amo, seguramente, que quizás estuviera cerca o quizás no llegara nunca.
      Los perros solos en general dan pena. Los gatos, no.

      Eliminar
  2. Qué fotos tan adorables!!!
    Un abrazo grande, Betina.
    Eleonora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eleonora, abrazo enorme para vos!

      Eliminar
  3. Esto nos muestra y solamente nos mete en la mente:
    1) el gato que a 36 metros parece un perrito, 2) el que se baña en un charco entre vías, placer que muchos no tenemos, 3) el mongrel que medita en su casa sin mayor sufrimiento. 4) Perfecto, ahora aceptemos su tácita filosofía de que ellos sufren... (si es que no nos quiere meter el perro...)
    5) ¿Sabe ud., mi muy querida Betina, que estas tres bellas fotos suyas me hacen pensar en el mundo y en usted antes que en los perros...? Porque me dicen (los perros) en su melancolía y/o tristeza que hay un corazón (el suyo de usted) que aún siente piedad y percibe el desamparo ajeno...Ya sé que no cuidará en su casa miles de perros abandonados..., pero...¿acaso se lo he pedido...? ¡Ah!, si me ve por la calle, tirado en un umbral..., no se olvide de mí..,¡sáqueme una foto...!!!

    PS.: no nos consta que ni ellos ni yo estemos abandonados...(¡ojito!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) A 36 metros a o 1 cm le garanto que eso era un perrito. 2) No sé si como humana me daría placer bañarme en un charco, si reencarno en perra le cuento. 3) el mongrel en el umbral de un bar parecía muy aburrido, pero no sabría decirle si eso lo hacía sufrir o no. 4) remitirse al punto 3. 5) Si uno mira, ve. Y si uno ve, siente muchas pero muchas cosas... Si lo encuentro a vusté tirado en un umbral como un mongrel, ¿podré reconocerlo?... ¿Lleva aún su gorrito celeste?...

      Eliminar