…por ejemplo acabo de ver un pato que nadaba en uno de los lagos del Bois de Boulogne, y era de una hermosura tan maravillosa que no pude menos que ponerme en cuclillas junto al lago y quedarme no sé cuánto tiempo mirando su hermosura, la alegría petulante de sus ojos, esa doble línea delicada que corta su pecho en el agua del lago y que se va abriendo hasta perderse en la distancia. Mi entusiasmo no nace solamente del pato, es algo que el pato cuaja de golpe, porque a veces puede ser una hoja seca que se balancea en el borde de un banco, o una grúa anaranjada, enormísima y delicada contra el cielo azul de la tarde …

Julio Cortázar

2 de agosto de 2013

Invasión
















7 comentarios:

  1. Me encanta ese anaranjado rabioso del atardecer. Especialmente me gusta la última foto con el recorte nítido y geométrico de los edificios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cielo nos regala momentos de una belleza increíble.
      También me gusta en la última el contraste entre el naranja rabioso y el negro neto de los edificios.

      Eliminar
  2. Me encanta ese tipo de invasión :). Bellas fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en este caso, bienvenida!
      Gracias, Caia.

      Eliminar
  3. Suelo mirar al cielo y dejar que me "invadan" sensaciones...

    Bellos colores! Siempre pienso que muchos pintores lograron reproducirlo magistralmente, pero claro... no hay nada mejor que presenciar ese continuo movimiento que se da en el firmamento, no?

    Además me sigue gustando encontrar "formas" en las nubes, como cuando era chico; especialmente formas de animales (pero queda entre nos, eh? No se lo cuentes a nadie!). Por ejemplo: en la primera veo serpentear una víbora (o vivorear una serpiente... como prefieras); en la segunda veo un animal que aún no llego a identificar saltando la parabólica, de izquierda a derecha; y en la cuarta veo claramente un ratón, que en la tercera se aprecia algo desdibujado, hacia el centro...

    Y bueeeh... Lo que pasa, Betina, es que no tengo una de esas teles modernas con miles de pixeles en formato 16:9, y la mar en coche. Así que sigo mirando para arriba y disfrutando de lo que hay... un cielo maravilloso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que sigas mirando el cielo, te perderías muchas cosas si no...
      Y me encanta que también sigas jugando a descubrir formas en las nubes (muy linda tu descripción zoológica!). Yo no suelo ver figuras reconocibles en las nubes- salvo excepciones- pero me encanta ver las distintas formas que adoptan, cómo se agrupan, los colores que reflejan... Mis preferidas son las muy gordas, las nubes en 3 D, bah... :)

      Gracias por pasar, Sinhue, un abrazo!

      Eliminar
  4. Una invasión de siluetas en la hora mágica del atardecer. Hermosos colores!!

    ResponderEliminar